ESPAÑOL

Noviembre 2017 - Sn. Andrés

Sn. Andrés

Primer apóstol de Jesús lo siguió hasta el martirio

Siglo I
Fiesta: 30 de noviembre  

De acuerdo con los Evangelios según Mateo y Marcos, Jesús vio a Andrés y a su hermano Simón Pedro tirando sus redes para pescar en el Mar de Galilea y les dijo, “Síganme y yo los haré pescadores de hombres.” El Evangelio según Sn. Juan dice que Andrés era un discípulo de Juan el Bautista que siguió a Jesús cuando escuchó que Juan lo llamara “el Cordero de Dios”. Tras pasar el día con Jesús, Andrés dijo a su hermano, “Hemos encontrado al Mesías”. Según la tradición, Sn. Andrés fue crucificado en Grecia en una cruz con forma de X, que es ahora su símbolo distintivo y el símbolo de Escocia, de donde es patrono. Algunos de los restos de Andrés fueron llevados a Escocia en el siglo IV; otras partes de su cadáver yacen en la cripta de la catedral en Amalfi, Italia, donde producen una sustancia transparente y acuosa llamada “manna”. 

-Catholic News Agency

Read the English version of this column.

Noroeste Católico – noviembre 2017

Nuestros difuntos están a salvo en las manos amorosas de Dios

Estos días de noviembre, al mirar por la ventana y andar por las calles mirando las hojas caer teniendo por fondo un cielo húmedo y gris, la Iglesia nos recuerda que los cristianos estamos llenos de esperanza. ¿Por qué, cuando parece ser una temporada sombría, estamos llenos de esperanza? Porque nunca estamos solos.

Octubre 2017 - Sta. María Bertila Boscardin

Sta. María Bertila Boscardin

Niña campesina llegó a ser una valiente y amada enfermera

1888–1922
Fiesta: 20 de octubre    

Anna Francesca Boscardin nació en Brendola, Italia, en una pobre familia campesina con un violento y abusivo padre alcohólico. Recibió escasa educación y trabajó como sirvienta. Su familia la apodaba “el ganso” debido a su aparente falta de inteligencia. Se unió a las Hermanas de Sta. Dorotea, Hijas del Sagrado Corazón, en 1904, tomando el nombre de Bertila. Luego de trabajar en la cocina y la lavandería del convento por tres años, fue capacitada como enfermera. Pronto se convirtió en la enfermera de los niños debido a su forma de ser sencilla y amable. Cuidó de los soldados italianos heridos durante la Primera Guerra Mundial, permaneciendo con los pacientes durante los bombardeos. Fue canonizada en 1961 por el Papa Juan XXIII ante una multitud que incluía a numerosos de sus antiguos pacientes y muchos milagros se registraron en su tumba.

-Catholic News Agency

Read the English version of this column.

Noroeste Católico – octubre 2017

El amor de Cristo no tiene fronteras

Cuando nos vamos de vacaciones o hacemos una peregrinación a otro país, nos encontramos en una situación única. Por un lado, somos atraídos hacia lugares sagrados e históricos que nos pertenecen como parte de nuestra herencia. Por el otro, los ciudadanos del país que estamos visitando tal vez hablan un lenguaje distinto al nuestro. Quizás pensemos “Estas personas hablan un idioma extranjero”, cuando en realidad somos nosotros los del idioma extranjero.