ESPAÑOL

No jueces, sino discípulos

Los cristianos no podemos acercarnos a las enseñanzas de Jesús como algo con lo que estamos o no de acuerdo

El racismo es pecado y contrario a la fe cristiana

Creciendo en las décadas de 1950 y 1960, parecía que los programas de televisión interrumpían su transmisión muy a menudo para dar un desconcertante anuncio familiar: "Interrumpimos este programa para darles un boletín especial de noticias." Solemne y sin adornos, aquellas palabras nunca significaban buenas noticias, y aun siendo niño, me daba cierto temor. Si las noticias ocurrían durante las horas de escuela, nuestro director hablaba inesperadamente en el micrófono.