La pandemia y los cristianos: Protocolos para la salud del espíritu

Con tanto sufrimiento y muerte en el mundo por esta devastadora pandemia, también nosotros promovamos protocolos de salud cristiana:

  • Mantente distante del chisme; es una infección contagiosa y mortal para el alma.
  • Aléjate de la codicia; produce inseguridad perenne.
  • Usa mascarilla para que no salga de tu boca ninguna palabra que enferme a los demás.
  • Desinféctate las manos constantemente de cualquier microbio de violencia.
  • Usa guantes para tocar a los demás con delicadeza y se sientan seguros contigo.
  • Enciérrate si estás tosiendo resentimientos; hay mucha gente vulnerable alrededor.
  • Haz cuarentena si sientes que tienes fiebre alta de criticar y quejarte de los demás.
  • Apresúrate a hacerte un examen de salud interior; la amargura y la tristeza son síntomas graves. Haz una cita con el Doctor del espíritu: Jesús
  • Aísla el televisor; tantos canales de noticias arrojan a grandes bocanadas gérmenes de sospechas, desalientos y miedos que se enquistan en las entrañas.
  • No te acerques mucho a los que exhalan pesimismo, cinismo o indiferencia, ya que contienen virus que se multiplican al por mayor y ahogan el respiro de humanidad.
  • Quédate en casa; la familia produce anticuerpos de alegría, ternura y libertad mejores que ningún otro suplemento.
  • Ponte la vacuna contra la prisa y el mucho quehacer que solo genera cansancio y mediocridad.
  • Toma vitaminas de silencio y reflexión; generan gratitud y hacen trabajar las neuronas que identifican lo verdaderamente importante para la propia vida.
  • Haz un largo viaje por todas las memorias de tu mente y tu corazón; vas a descansar como nunca. Te divertirás ampliamente, disfrutarás intensamente el momento, el lugar y las personas que han estado contigo y los que están junto a ti ahora.
  • Detente a escuchar tus impaciencias, ansiedades, relaciones, deseos más íntimos, anhelos, temores y sufrimientos. Cuéntaselos a Jesús; Él sabe siempre escuchar y, todos necesitamos de alguien que nos escuche con afecto de amigo.
  • Aprovecha esta oportunidad para distanciarte de todas tus preocupaciones y como Jesús, aíslate un poco para encontrarte contigo mismo y con tu creador para poder cumplir tu misión, pleno de salud (cfr. Lucas 5,16; 6,12; Mateo 6,6).

María, la madre de Jesús y madre nuestra es el gran modelo para todos nosotros como humanos y como discípulos ante cualquier pandemia.

Ella supo lidiar con los gérmenes de la duda, rechazo, prisa y del aislamiento. Ella tomó la vacuna de la confianza en el Omnipotente y “guardaba todas las cosas en su corazón”. Esa salud interior fue la que la mantuvo saludable, alegre, firme y fiel ante todos los amenazantes virus malignos que buscaban debilitarla y hacerla abandonar su misión.

Jesús recibió esa salud interior de su madre y enseñó esos mismos protocolos de higiene a sus discípulos; ellos descubrieron la vacuna de vida eterna en Jesús.

Las siguientes generaciones hemos sido de lento aprendizaje y necesitamos seguir practicando.

Noroeste Católico - Septiembre 2020

Bishop Eusebio Elizondo

Eusebio Elizondo, M.Sp.S., is auxiliary bishop of Seattle and vicar for Hispanic ministry.
__________

Eusebio Elizondo, M.Sp.S., es obispo auxiliar de Seattle y vicario para el ministerio hispano.

Website: www.seattlearchdiocese.org/Archdiocese/auxiliaries.aspx