Cómo sembrar amistades centradas en Cristo

Querida Kianna:
Como joven adulto, ¿Cómo puedo invitar a Dios a ser parte de mis amistades y relaciones?
– Persona comprometida

Querida persona comprometida:
Invitar a nuestro Señor a ser el centro de nuestras amistades brindará nueva gracia, belleza y unidad a estas relaciones. Cuando el Señor es el centro de tu vida y estás sincronizado con el corazón de Cristo, las bendiciones que recibes son tan numerosas como las estrellas del firmamento.

Las relaciones son una parte esencial de lo que significa ser humano. Nuestro Señor nos invita a comprometernos en el discipulado caminando lado a lado y apoyándonos unos a otros. Nuestros amigos desempeñan roles importantes en nuestra vida terrenal, ayudándonos a encontrar el amor de Cristo más profundamente.

Cuando invitamos a Dios a nuestras relaciones, mi primera sugerencia es orar. Comienza todo con una oración e invoca el nombre del Señor. Inicia tu oración invocando a la Santísima Trinidad: “En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. Ora específicamente por tus amistades y menciona a tus amigos por sus nombres.

Cuando estás con tus amigos, si te sientes cómoda, intenta compartir tu fe con ellos. Las conversaciones más atrapantes y profundas que he tenido con mis amigos han estado centradas en Dios y en nuestra fe. No tengas miedo de hablar, escuchar y buscar acercarte más a nuestro Señor con tus compañeros. Si todavía no te sientes cómoda compartiendo tu fe o mencionando a Dios verbalmente entre tus amigos, pide a Jesús que te de fuerza, sabiduría y gracia. Invoca al Espíritu Santo cuando te sientas con miedo, y él te guiará. 

Si algunos de tus amigos no practican la fe o no creen en Dios, esto no significa que no puedes invitar a Jesús a que sea el centro de estas relaciones. Continúa orando por tus compañeros, sean ellos creyentes o no, y ama a todos con el corazón de Cristo. Por medio de tu amor y amistad, estas siendo ejemplo de la persona de Cristo.

Si Jesús es tu mejor amigo, entonces todas tus relaciones se basarán en este hecho. Si Cristo está en el centro de tu corazón, entonces verás la gracia que fluye de esta unión que bendecirá a otros en tu vida. Es difícil explicar lo que se siente cuando uno vive en la intimidad con Cristo y entregado a él, pero una vez que lo haces, nunca querrás volver atrás. Si aún no has dado un paso adelante hacia nuestro Señor, te animo a comenzar hoy.

Sobre todas las cosas, ¡no tengas miedo! No estás sola en este peregrinar en la tierra, y rezo para que encuentres el amor transformador y la paz de Cristo. “No temas, porque yo estoy contigo; no te inquietes, porque yo soy tu Dios; yo te fortalezco y te ayudo; yo te sostengo con mi mano victoriosa” (Isaías 41,10).

¡Que Dios te bendiga!

Noroeste Católico - Noviembre 2020

Kianna Garmanian

Kianna Garmanian is the youth minister at St. Elizabeth Ann Seton Parish in Bothell. Send your questions to editor@seattlearch.org.
__________

Kianna Garmanian es Ministra para Jóvenes en la Parroquia Santa Elizabeth Ann Seton de Bothell. Envíe sus preguntas a editor@seattlearch.org.