Logo
Print this page

Hermana de la Providencia Virginia Miller

Photo: Stephen Brashear Photo: Stephen Brashear

La Hermana Virginia Miller creció en Longview como la menor de tres hermanas. Inspirada por su hermana mayor, ingresó a la vida religiosa el 17 de julio de 1948. Cuando reflexiona acerca de las siete décadas como Hermana de la Providencia, se siente sobrecogida por la bondad de Dios para con ella. “Pertenezco a una comunidad religiosa de mujeres talentosas y amorosas, cuya misión es cuidar de los enfermos, los pobres y de los que sufren, y quienes están avocadas a aliviar las injusticias en el mundo de hoy”, expresa, “¿Qué más puede uno desear?"

¿Qué persona o experiencia le ha influenciado más para responder el llamado a la vida religiosa?

Mi hermana, la Hermana Mary Leona, quien era también Hermana de la Providencia. A menudo la visitaba, y estaba muy impresionada por las hermanas con las que ella vivía. Su alegría y entusiasmo tuvieron una gran influencia sobre mi decisión de vivir este tipo de vida.

¿Qué es lo que más disfruta de ser una hermana religiosa?

Tener el privilegio de acompañar a las personas en su camino espiritual, ayudándoles a ser conscientes de su propia bondad y de cuánto Dios les ama.

¿Qué le da esperanza?

Cuando trabajaba en el ministerio parroquial, me emocionaba ver a las personas asumiendo la responsabilidad de ser una iglesia, utilizando los dones que Dios les había dado para llegar a aquellos necesitados, para ser conscientes unos de otros— no solo en la parroquia, sino conscientes de aquellos de toda nuestra región. Veo jóvenes preocupados por nuestro mundo y por los pobres, y muchos se muestran muy activos en cuestiones de justicia social.

¿Qué significa para Usted la campaña Llamados a Servir como Cristo?

Siento agradecimiento por el hecho de que las hermanas estén siendo reconocidas (y agradecidas) por todo lo que han hecho y continúan haciendo para hacer de este mundo un lugar mejor para vivir.

Comunidad: Hermanas de la Providencia

Votos finales: 19 de julio de 1953

Frase preferida de la Biblia: Isaías, 43,1 — “Te llamo por tu nombre y eres mío”.

Pasatiempos: Leer, sentarme a orillas del mar, pasar tiempo con amigos

Ministerios:

Profesora, Holy Rosary, Moxee; St. Joseph, Yakima; Providence Academy, Vancouver (1953–66)
Ministerio Parroquial, Vancouver Apostolate (1967–70)
Ministerio Parroquial, Snohomish/Monroe (1970–75)
Ministerio Parroquial, Poulsbo (1975–78)
Ministerio Rural (1978–86)
Directora de Vida Pastoral, Holy Family, Frances; St. Joseph, Pe Ell (1986–99)

La Campaña Llamados a Servir como Cristo tiene como objetivo recaudar $100 millones para fortalecer el programa de jubilación y de seguro médico para jubilados de la Arquidiócesis de Seattle, proveer apoyo a mujeres religiosas y ayudar a las parroquias en sus iniciativas. Más información en CalledToServeAsChrist.org.

Read the English version of this column.

Noroeste Católico – Enero/Febrero 2020

Northwest Catholic. All Rights Reserved.