Jesús, el héroe máximo

Querida Kianna: ¿Cómo puedo profundizar en mi fe en esta temporada de Pascua, y celebrar la resurrección de Nuestro Señor? – Buscando inspiración

Estimado Buscando: Al acercarse la Pascua, es el tiempo de meditar sobre el misterio del sacrificio de Cristo y sobre nuestra salvación.

Siempre he sido un gran fanático de las películas de superhéroes, donde el valiente héroe arrasa con la ciudad y la salva. Hay algo muy reconfortante en ser salvado y saber que te protegen.

Piénsalo: Jesús es el ¡máximo héroe! Él es el salvador del mundo. Pero, a diferencia de otros superhéroes, Jesús no usa la violencia para derrotar al mal; Él no ataca ni contraataca. Cristo nos salva completamente mediante el amor, la misericordia y el autosacrificio. Al derramar su propia sangre, nos rescató de Satanás, limpió nuestros pecados y abrió el camino a la vida eterna.

Esta Pascua, les invito a renovar su compromiso con Cristo y a consagrar todo su ser a Su Sagrado Corazón —la imagen del amor sacrificial, misericordioso e implacable de Jesús. El Sagrado Corazón es una devoción hermosa y propicia para la temporada de Pascua, ya que representa el corazón sangrante de Cristo, quien derrama su sangre en la cruz por toda la humanidad.  

Les animo a rezar este acto tradicional de consagración al Sagrado Corazón de Jesús, de Santa Margarita María de Alacoque:

Corazón sagrado de mi amado Jesús: yo, os doy y consagro mi persona, vida y acciones, penas y padecimientos, deseando que ninguna parte de mi ser me sirva si no es para amaros, honraros y glorificaros. Esta es mi voluntad irrevocable: ser todo vuestro y hacerlo todo por vuestro amor, renunciando de todo mi corazón a cuanto pueda desagradaros.

Os tomo, pues, oh Corazón divino, por el único objeto de mi amor, protector de mi vida, prenda de mi salvación, remedio de mi inconstancia, reparador de todas las culpas de mi vida; y asilo seguro en la hora de mi muerte. Amén.

La Pascua también es tiempo de compartir con nuestros seres queridos y celebrar el milagro de Jesús en nuestras vidas. Como Dios “nos reconcilió consigo mismo por Cristo” (2 Corintios 5, 18), recuerden que Jesús llama a cada uno de nosotros al sendero del amor y de la reconciliación. Dile a tus familiares y amigos que les amas y les aprecias. La vida es demasiado corta para tener resentimiento. Tal vez un miembro de tu familia te ha herido o tienes una relación conflictiva con un amigo. Reza por ello —Nuestro Señor tal vez esté llamándote a perdonar, a disculparte o a enmendar tus relaciones en esta temporada de Pascua. En su santo nombre, ¡el amor y la bondad prevalecerán!

Rezo para que todos permanezcamos abiertos a las obras de Nuestro Señor en esta temporada de Pascua, para que continuemos siendo transformados por su gracia. ¡Que Dios les bendiga!

Read the English version of this column.

Noroeste Católico – Abril 2020

Kianna Garmanian

Kianna Garmanian is the youth minister at St. Elizabeth Ann Seton Parish in Bothell. Send your questions to editor@seattlearch.org.
__________

Kianna Garmanian es Ministra para Jóvenes en la Parroquia Santa Elizabeth Ann Seton de Bothell. Envíe sus preguntas a editor@seattlearch.org.