ESPAÑOL

Dios nos usa en formas que rebasan nuestro entendimiento

Cada lunes por la noche, la Liturgia de las Horas (en inglés) concluye con una oración que nunca deja de llamar mi atención: “Señor, concede a nuestros cuerpos un sueño tranquilo y que el trabajo que hemos hecho este día dé fruto en la vida eterna”.