Logo
Print this page

Gozo en el Jesús vivo

Photo: Courtesy Holy Family Parish Photo: Courtesy Holy Family Parish

Cientos de personas se preparan para recibir los sacramentos pascuales en una vibrante parroquia de Seattle

El gozo por el Jesús Resucitado está indefectiblemente presente en la Parroquia de la Sagrada Familia de Seattle, donde casi 600 personas se preparan para recibir los sacramentos de iniciación en esta temporada de Pascua.

“Es una bendición cómo Dios está presente en nuestra iglesia”, expresó el Diácono Abel Magaña, quien lidera los programas de formación en la fe de la parroquia. “Personas de todos lados reconocen que La Sagrada Familia es una parroquia llena de vida”.

La Sagrada Familia es una parroquia bilingüe –inglés y español– ubicada en el vecindario de White Center, en Seattle. Tiene cerca de 1000 hogares registrados, con familias que llegan desde lugares tan alejados como Mount Vernon y Lakewood. Su diversa comunidad también incluye personas de Vietnam, Filipinas y descendientes de Camboya.

El Diácono Magaña, quien trabaja en La Sagrada Familia desde 1993 (fue ordenado en 2003), ha visto un significativo aumento en la cantidad de catecúmenos — aquellos que buscan el bautismo — durante la última década, especialmente en la comunidad hispana de la parroquia.

Los hispanos son personas “muy religiosas en sus propios países”, mencionó el pastor de La Sagrada Familia, el padre José Álvarez. Pero luego de llegar a los Estados Unidos, dejan de practicar como lo hacían antes, tal vez debido a una constante mudanza de lugar o porque trabajan duro para construir un mejor futuro para sus familias. Como resultado, no reciben los sacramentos a tiempo y sus niños no son bautizados.

Cuando se dan cuenta de que algo falta en sus vidas, “regresan a sus niños a la Iglesia Católica”, manifestó el Diácono Magaña, quien cuenta con 50 voluntarios que enseñan a niños y adultos que recibirán el bautismo, la primera comunión y la confirmación entre Pascua y Pentecostés.

Holy Family, SeattlePhoto: Courtesy Holy Family Parish

 ‘Como nuestra propia casa’

La Sagrada Familia fue una de las primeras iglesias en la zona de Seattle en ofrecer misas en español, y para muchos inmigrantes de la región, fue el primer lugar donde asistieron a misa apenas llegar aquí, expresó el Padre Álvarez. Incluso al mudarse a otras comunidades que cuentan con misa en español cerca, “todavía sienten que La Sagrada Familia es como su propia casa”, agregó.

Y los feligreses le dicen que La Sagrada Familia “nos recuerda a nuestras propias iglesias en Latinoamérica. Se siente como una verdadera iglesia católica”, declaró el Padre Álvarez, quien fue ordenado en el 2012 y ha servido en parroquias de Lakewood, Skagit Valley, Lynden y Deming.

Cuando vienen a La Sagrada Familia, “todos hablan en español”, relata el Diácono Magaña. “Pero más que para hablar el idioma, para mí, es porque cuidamos de ellos”.  

En La Sagrada Familia, no se trata solo de los sacramentos de iniciación que atraen a las multitudes. Las filas pueden ser muy largas para las confesiones. “Podemos estar sentados por 3 o 4 horas, y a veces ni siquiera acabamos con todas las confesiones”, expresó el Padre Álvarez. Y durante la temporada de bodas el año pasado, hemos visto múltiples ceremonias cada fin de semana en la primavera y el verano.

La cantidad de personas que necesitan cuidado pastoral puede ser abrumante a veces, manifestó el Padre Álvarez.

“Ruego a Dios constantemente por la sabiduría y la humildad que necesito para guiar a esta gente para que puedan llegar a Dios correctamente y para que Dios permanezca en sus vidas para siempre”, expresó.

 

Holy Family, SeattleLeft Photo: Courtesy Holy Family Parish; Right Photo: Stephen Brashear

Empoderar a los padres y madres para que enseñen la fe

El Diácono Magaña puede comprender bien a las familias que buscan los sacramentos en La Sagrada Familia. Luego de mudarse a los EE.UU. en 1988, él y su esposa (nacida en Chicago, pero de una familia oriunda de la misma ciudad que él en México) trabajaron duro, manteniendo a dos niños e intentando ahorrar dinero para comprar una casa en su tierra natal. Pero no asistían a misa.

Fue su suegro, durante una visita desde México, quien observó el camino por el que andaba y les abrió los ojos, alertándoles: ¿Quién va a transmitir la fe a sus hijas?

 “Todo comenzó a cobrar sentido en mi mente, el darme cuenta de que había dejado a Dios en México”, relató el Diácono Magaña. Esa conversación fue una bendición, agregó, le ayudó a regresar a la Iglesia.

Uno de sus objetivos en La Sagrada Familia es empoderar a los padres y madres en su responsabilidad como primeros maestros de la fe de sus niños. “Necesitamos enseñarles cómo hacerlo…en casa. Allí es donde yo aprendí más, de mis padres y abuelos”, expresó.

Así que, mientras los niños se reúnen para sus clases semanales de comunión y confirmación, más de 400 padres y madres se reúnen en la iglesia para aprender más acerca de la fe con el Diácono Magaña. Él comparte una lectura e historias de experiencias de conversión; luego, ora con los padres y madres y “permite que el Espíritu Santo realice Su obra a través de mí”.

 

Holy Family, SeattlePhoto: Stephen Brashear

Más que la doctrina de la fe, el Diácono Magaña desea que las personas conozcan a Jesús. “Cuando tienes una experiencia con Él, te enamoras de Él y le sigues”, declaró el Diácono Magaña. “Si aman a Jesús, todo cambia en sus vidas”.

Además, enseña la importancia de ser buenos corresponsables –compartiendo tiempo, dones y tesoro para enriquecer la comunidad de La Sagrada Familia. El Diácono Magaña les recuerda los católicos que construyeron esta parroquia, que nunca imaginaron que un día acogería a tantos inmigrantes. No eran ricos, pero eran “personas comprometidas con amar a Dios”.

 “Y ustedes también lo son, así que necesitan poner su grano de arena”, les recuerda el diácono.

Durante cerca de 15 años, ha comenzado a entregar a los padres y madres tarjetas de registro de asistencia — para las clases y misas — para ayudar a formar el hábito de participar en la vida parroquial. Él cuenta la historia de un hombre que lo detuvo en un centro comercial un día, sacó de su billetera una vieja tarjeta perforada, la besó y le explicó que, gracias a esa tarjeta, había regresado a la Iglesia.

 “Esto es lo más hermoso que me sucedió en la vida”, manifestó el Diácono Magaña. “no tengo palabras para expresar este don de evangelizar a las personas, guiarlas más cerca de Dios. Es impresionante lo que está sucediendo”.

LOS SACRAMENTOS PASCUALES: CUÁNTAS PERSONAS LOS RECIBIRÁN

En la Parroquia de La Sagrada Familia en Seattle, cerca de 600 personas se están preparando para recibir los sacramentos de iniciación durante la temporada de Pascua:

• 56 bautismos

• 83 candidatos a primera comunión y confirmación

• 220 recibirán la primera comunión

• 226 candidatos a confirmación

Read the English version of this story.

Noroeste Católico – Abril 2020

Jean Parietti

Jean Parietti is the local news editor for NWCatholic.org and features editor for Northwest Catholic magazine. You can reach her at jean.parietti@seattlearch.org.
__________

Jean Parietti es editora local para el sitio web NWCatholic.org y destacada editora de la revista Noroeste Católico/Northwest Catholic. Pueden contactarle en: jean.parietti@seattlearch.org.

Northwest Catholic. All Rights Reserved.