¿Cuál es la mejor resolución de Año Nuevo para alguien que quiere crecer con más profundidad en la fe?

Como católicos, estamos bendecidos con tantas maneras de crecer en nuestra fe, pero realmente creo que el punto de partida debe ser una relación más profunda con Jesús en la misa.

La misa es fuente y culmen de nuestra vida cristiana. Todo lo demás que hagamos debe nacer y fluir de nuestra relación más profunda con Jesús en la misa.

Entonces, yo recomendaría la siguiente resolución de Año Nuevo: Crecer más profundamente en el encuentro espiritual con Jesús en la misa.

Afortunadamente, contamos con recursos excelentes que pueden ayudar.

Primero, aumenta tu conocimiento y apreciación de las acciones, rituales, y símbolos de la misa. Uno de los mejores recursos que jamás encontré sobre este tema es un librito llamado Qué pasa en la misa, de Jeremy Driscoll (el Abad de la Abadía de Mount Angel, en Oregón). Este libro cambió la forma en que celebro la misa, y cambiará la forma en que tú participas de ella. Tómate tu tiempo al leerlo. Los capítulos no son largos, pero tienen mucho significado y deben ser considerados con atención.

Luego, profundiza tu experiencia con Jesús, quien se ofrece a sí mismo en la Liturgia de la Palabra y en la Liturgia de la Eucaristía.

Para la Liturgia de la Palabra, recomiendo escuchar el podcast semanal de los sermones del Obispo Robert Barron. Estas excelentes homilías de las Sagradas Escrituras de los domingos abrirán tu corazón y tu mente pare reconocer, revivir y responder a la presencia de Cristo en tu vida cotidiana.

Además, he escrito una serie de reflexiones sobre la lectura del Evangelio de los domingos, con la intención de animar a todo católico a crecer en su vida de discipulado. Las escribí para ayudar a los feligreses a participar más profundamente de la misa por medio de la oración sobre la lectura del Evangelio en preparación para la Liturgia del domingo. Puedes bajar estas reflexiones en seattlearchmedia.weebly.com

Para la Liturgia de la Eucaristía, recomiendo dos excelentes libros. El libro Jesús y las raíces judías de la Eucaristía, de Brant Pitre, que ofrece una maravillosa presentación basada en la Biblia, de la presencia real de Jesús en la Eucaristía. Abrirá tus ojos y tu corazón a la riqueza de la Eucaristía y a las muchas gracias que Jesús nos ofrece en su cuerpo y sangre. La cena del cordero, de Scott Hahn, aborda la Eucaristía de forma complementaria, con referencias al Libro del Apocalipsis.

Por supuesto que no basta solo con aprender acerca de la misa. El conocimiento no significa nada sin la acción. Además de estudiar, debemos seguir el ejemplo de los pastores que recibieron las Buenas Nuevas de Jesús en el pesebre de Belén (que es una imagen de la Eucaristía) e ir a ver “esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado”. (Lucas 2, 15)

Cualquier conocimiento religioso que tenemos la bendición de recibir alcanza la plenitud solo si le permitimos guiarnos hacia un auténtico encuentro con el Señor. Por esta razón, mi mayor recomendación es asistir fielmente a misa.

Read the English version of this column.

Noroeste Católico – Enero/Febrero 2020

Bishop Daniel Mueggenborg

Daniel Mueggenborg is an auxiliary bishop of the Archdiocese of Seattle. Send your questions to editor@seattlearch.org.
__________

Daniel Mueggenborg es obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Seattle. Envíe sus preguntas a: editor@seattlearch.org.