Cómo tener una sagrada familia

Era un caluroso día de julio hace 32 años cuando mi familia posó por última vez para un retrato formal. Ahí estamos mi madre y sus cinco hijos (mi padre había muerto en 1972), esposos y nietos, de pie o sentados con atención en la sala, con nuestros trajes de domingo, zapatos bien boleados y cabello bien peinado, sonriendo como si no hubiera preocupaciones en el mundo.

Catholic Voices - The perfect Christmas

Finally. The perfect Christmas. That was the plan anyway. Our daughters, Kathy and Beth, would each fly home, we’d go to Christmas Eve Mass, open presents the next morning, dine while sharing memories and laughter — all perfect.

Subscribe to this RSS feed